Juan Jesús García, Música, Sensaciones

Vega All Stars vol II

0 70
rios3

Por segundo año consecutivo las fuerzas (culturales) vivas se han reunido para llamar la atención sobre la situación de la siempre amenazada Vega granadina. La marca Músicos x la Vega nació el pasado año gracias a la iniciativa de las asociaciones Vega Educa y la Plataforma Salvemos la Vega, dos movimientos ciudadanos que surgen por y para la protección de la Vega de Granada, y que plantaron la semilla con un evento similar que consiguió la primavera pasada llenar de espectadores, verdura ecológica y buenas intenciones el Palacio de Congresos. Brotes verdes que este año han florecido también, y aunque algún anunciado se haya caído a penúltima hora, lo han hecho con fuerza y nuevo colorido: Miguel Ríos, Paco Ibáñez, La Barraca, la familia Morente (Estrella, Soleá y Quique), Lagartija Nick, García Montero, Laura García Lorca y Lara Bello. También se invitó a Leonard Cohen, pero no parece que estuviese muy interesado en abandonar su retiro espiritual por un tema tan terrenal.

La idea lanzada por Vega Educa ha tenido una importante acogida, agradecida desde la tribuna por los profesores y promotores del concierto Javier Alonso y José Castillo, el coordinador de la plataforma Juan Raya y los verdaderos protagonistas: los agricultores María Ángeles Espinar y José Pérez Rodrigo. Si bien los mayores aplausos de la noche se los llevaría el estudiante Víctor Ruiz, que dedicó a Lorca y la Vega el rap Desde su balcón abierto tecnológicamente puro ¡acompañado por la música de su móvil! El futuro existe.

Lara Bello

Lara Bello

El concierto reunía a una suerte de ‘dream-team’ interestilístico con representantes de varias generaciones de músicos granadinos e invitados. ‘Todos estrellas’, juntos y también revueltos por la causa a razón de media hora por paquete más o menos. La música llegó con Lara Bello, la cantante y bailarina abrió en trío la noche con melismas flamencorientales y sus movimientos seductores y vaporosos en compañía de Montaña y Corralito. Tras la ‘granadinaeoyorkina’ se escucharon la palabras de Luis García Montero recordando sus paseos por la frontera verde de la ciudad, con una alentador ‘se puede’ final cediendo el micro a Laura García Lorca para su recitado (Casida de los Ramos).

Paco Ibáñez no falló como el afónico Flaco de Úbeda y siempre es estimulante en fondo y forma por el mito poético y resistente que encarna. Paco esta vez no pidió ni la moqueta roja de toda la vida que es lo único que, con una silla, solicita para sus conciertos. El resto, la sabiduría, la emoción y sobre todo la intensidad, ya más susurrada que cantada, las pone él. El máximo divulgador del poeta de Fuentevaqueros (desde París fue de los primeros en volcar música sobre las las letras lorquianas) y a quien ha recurrido en diversas ocasiones para grabar sus discos, comenzó su actuación con el ya falso Nunca fui a Granada de Rafael Alberti. Aun siendo un extraordinario y sensible guitarrista y un maestro del arpegio se hizo acompañar por Mario Más, aportando un notable aire sureño a lo escuchado. Para cuando siguió con Abenamar, sus romances y el Soldadito boliviano de José Agustín Goytisolo, en la primera fila se sentaban ya los actores Tim Robins, Benicio del Toro y el director Fernando León de Aranoa, espectadores de lujo para el final de la actuación de Ibáñez y la de La Barraca de Teatro para un Instante. Entre las exclusivas de la noche estaría el dúo que hicieron Paco Ibáñez con Soleá Morente interpretando en directo Palabras para Julia, que como anunció el cantante valenciano irá a una grabación que piensa hacer la menor de los Morente en breve; “un experimento” dijo que iban a hacer y que no sabía cómo saldría, pero les quedó perfecto.
El entreacto estuvo a cargo de La Barraca al completo reviviendo el espíritu didáctico, ambulante y surrealista de su fundador. Las caras de los actores estadounidenses viendo a toda la compañía enfundada en el preceptivo mono azul de trabajo eran de absoluta sorpresa. Y aun sin entender gran cosa pagaron la butaca con un aplauso más que generoso.

Paco Ibáñez con Soleá Morente

Paco Ibáñez con Soleá Morente

Miguel Ríos, desde que se ha jubilado no para (¡Qué energía! Hay quien empieza a pensar que en realidad son varios los Migueles Ríos y se reparten las actividades) y recién venido de firmar su autobiografía en el San Jordi, se puso la chaqueta de actuar, encendió a Lagartija Nick, subió el volumen hasta la zona roja de los niveles perjudiciales para la salud, y (sin ánimo de ofender a sus muchos anteriores acompañantes) consiguió un sonido altisonante, anguloso y crujiente. Inédito desde luego en ninguna versión de El 5 a las 5 (la canción que dedicó en su momento a la primera celebración lorquiana en su pueblo natal en esa fecha y, a pesar del calor, a esa hora) o Bobadil el chico, la otra pieza con la que inició la parte roquera de la noche. Lo sabía Enrique Morente, que lo de Lagartija es como meter dos dedos en un enchufe sin diferencial, y que su calambre no se alivia con pomadas. También lo han comprobado sus hijos, Estrella, Quique y sobre todo Soleá, toda una amazona de la distorsión cuando monta la desbocada cuadra Evangelista. Entre todos ellos montaron ya en la recta final un Omega más morentino que nunca ya que estaban, junto a la versión XXL de Lagartija Nick, los tres hermanos, Estrella, Soleá y Enrique. ¡Viva la Vega!, y ¡Que viva mucho más!

Tim Robins, Benicio del Toro y el director Fernando León de Aranoa, espectadores de lujo.

Tim Robins, Benicio del Toro y el director Fernando León de Aranoa, espectadores de lujo

Omega goes to Hollywood

Hace no mucho le comentaban a Antonio Arias la idea de retomar el Omega en una versión ‘familiar’, acudiendo a las voces de los hijos de Enrique Morente, en una versión más ‘juvenil’ por tanto. Y si algo caracteriza al músico granadino es su efervescencia creativa rayana con la genialidad incontinente, de modo que ese proyecto no solo lo había barajado ya sino que ha aprovechado el Festival de La Vega para testear en directo los primeros resultados. Esta prueba del nuevo Omega se hizo ante los actores Tim Robins y Benicio del Toro, que andan rodando por aquí A perfect day y que se han mostrado tan fans del proyecto (de los dos Omegas sería) que preguntaron a sus asistentes dónde comprar camisetas del grupo granadino.

Fotos: Juan Jesús García.

 

Acerca del autor / 

Juan Jesús García

Sus labores

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están resaltados *


*

Celebra tus eventos en…

¡Anúnciate!

MyMadness Agencia

En Mymadness Agencia de Comunicación, tenemos experiencia y muchas ganas de ayudarte, podemos hacerte el desarrollo integral de tu marca, Infórmate de todo lo que podemos hacer por ti.

Contacto

Mándanos un correo y te responderemos con la mayor brevedad posible ¡Gracias! hola@mymadness.es
Granada | Spain