Música, Retratos

Till Brönner: “La música me ha salvado varias veces la vida”

0 40
Till-Brönner

Uno de los más conocidos artistas de jazz europeo a nivel mundial es el trompetista, cantante, compositor, arreglista y fotógrafo Till Brönner (1971, Viersen, Alemania). Muy relacionado con la creación norteamericana, en el transcurso de su trayectoria profesional ha tenido la ocasión de trabajar junto a Dave Brubeck, James Moody, Natalie Cole, Johnny Griffin, Tony Bennet o Ray Brow, además de trazar una triunfante trayectoria musical con discos superventas como el exquisito homenaje a Chet Baker, Oceana o Rio, ambos con lujosas colaboraciones de intérpretes y cantantes internacionales como Madeleine Peyroux, Kurt Elling, Milton Nascimiento, Annie Lenox, Sérgio Mendes o Luciana Souza, entre otros. En 2014, Brönner cumplió un sueño con la grabación de The Movie Album, con la participación de Gregory Porter, Joy Denalene y Arturo Sandoval e incluyendo una amplia gama de temas de películas y canciones clásicas del cine de películas como Casablanca, Cinema Paraíso o El Padrino. En Jazz en la Costa vino acompañando a Chuck Loeb, ahora titula su propia formación.

–  Te conocimos en este mismo Festival con Loeb. ¿Qué tal fue esa gira?

Con Chuck Loeb aprendí mucho en Nueva York, cuando me recomendó el baterista alemán Wolfgang Haffner. Tocó en aquel momento en mi primer álbum, Love, para el sello Verve, y puedo considerarlo uno de mis mejores amigos. Aquellas actuaciones fueron maravillosas.

– Eres un buen compañero y amigo; sobre todo de cantantes femeninas: Annie Lenox, Souza, Peiroux, Bruni… Podrías sacar un disco solo con los ‘duetos’…

Eso sería una buena idea. De hecho, algunas de estas maravillosas artistas cantan ya en el mismo álbum, porque me encanta acercar lo más cerca posible mi trompeta a la voz humana, creo que la voz humana es el instrumento más perfecto que existe.

– Entonces coincides con Miles Davis en que la trompeta es el instrumento que más se parece a la voz humana…

Claro.

– Por eso cantas en ocasiones… ¿Para tener dos voces?

Tengo alguna razón práctica desde hace varios años: para que puedan mis labios disfrutar un poco de descanso. Y también me di cuenta de que la gente escucha más intensamente las notas cantadas. Ahí está otra vez el instrumento más perfecto: la voz humana.

 

Till-Brönner

 

– Leí en una ocasión que para ti la música tenía poderes sanadores, casi médicos… ¿La música cura?

Personalmente, la música me ha salvado varias veces la vida. El efecto terapéutico de la música todavía no ha llegado a la mente de los políticos, de lo contrario, la aplicarían en nuestras escuelas. La música puede resolver los conflictos, permite la comprensión, alivia el alma y llega directamente al corazón. Pero ya que es en si es invisible, rara vez se acepta. Y eso puede ser un poco su situación actual; una medicina que no se puede envasar en frascos.

– ¿Sientes algo parecido al presionar los pistones de la trompeta que el disparador de la máquina de fotos?

Me siento muy feliz tocando música y haciendo fotografías.

– Como fotógrafo buscas la potencia de los rostros. ¿En la música cuál es su anhelo?

La comunicación es probablemente el componente más importante del Jazz. Haciendo música o fotos es cómo mejor siento actualente. La situación ideal compartir con el público esta comunicación. Incluso esos grandes momentos de interacción con el público se guardan muchos años en la memoria, porque con frecuencia no somos más que personas buscando ese ideal, es lo que tienen los ideales que siempre se persiguen… Y no siempre se consiguen.

– Aunque me dicen que tu tercer oficio es la cocina y que se te da bastante bien…

En la cocina, una vez fui muy bueno. Nunca lo he dejado ni se me ha olvidado cómo cocinar. Por desgracia, no se puede tener una cocina en la gira, de lo contrario tendría el sombrero del chef en la cabeza con frecuencia entre actuación y actuación.

– Pues que sepas que en España nos hemos vuelto locos todos con los cocineros….¡Son los nuevos mitos del siglo XXI!

Por supuesto que lo sé, porque hay muchos programas de cocina y mucha sensibilidad culinaria. Pero no es de ahora, ya en el Deuteronomio los cocineros tenían estatus de estrellas.

Acerca del autor / 

Juan Jesús García

Sus labores

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están resaltados *


*

Celebra tus eventos en…

¡Anúnciate!

MyMadness Agencia

En Mymadness Agencia de Comunicación, tenemos experiencia y muchas ganas de ayudarte, podemos hacerte el desarrollo integral de tu marca, Infórmate de todo lo que podemos hacer por ti.

Contacto

Mándanos un correo y te responderemos con la mayor brevedad posible ¡Gracias! hola@mymadness.es
Granada | Spain