Juan Jesús García

The Jayhawks: Delicia primaveral

0 28
The-Jayhawks

La segunda visita de los entrañables The Jayhawks a Granada refrescó la memoria de un público ya talludito y con ganas de disfrutar, y que en bastantes casos estuvo en la Copera aquel 2001, precisamente en mitad de la mejor parte de su segunda etapa, la del disco Smile que presentaban entonces; uno de los tres -junto con Sound of lies y el posterior Rainy day music– que han recuperado para esta gira, prologada con la edición del directo Belly up live, grabado el año pasado y con un cancionero prácticamente idéntico al que sonó la noche del jueves, que por razones de estos saltos en el tiempo también lo fue del de la Copera. Un concierto que si la memoria no hace trampas (que suele hacerlo) uno recuerda acaso menos acústico y más brioso que esta vez.

Tres discos, por cierto, editados por el prestigioso Rick Rubin a través de la clásica etiqueta American Recordings y recreadas con una alineación muy parecida a la original: Gary Louris, Tim O’Reagan, Karen Grotberg, Marc Perlman y Kraig Johnson, sin la violinista Jessy Greene y con el multitarea John Jackson en la mandolina, tercera guitarra y ocasionalmente tocando también el violín. Ni que decir tiene que Louris, O’Reagan y Karen se hacen cargo de la joya de la corona: las voces, reforzadas en ocasiones por el resto del equipo en un prodigio coral que recordaban tanto a The Band en la arquitectura como a los Poco de Richie Furray por el florido color con que adornaban el sentido y goloso timbre vocal del líder. Una delicia primaveral.

La carrera de esta banda se gestó en un tiempo de camisas de franela a cuadros, pelo grasiento y guitarras muy airadas, en medio del camino que va desde el country rock y el NRA (atención: ¡Long Ryders también cabalgan de nuevo!) a la Americana y el country alternativo, todos ellos entradas en la historia del rock gringo ungidas en la frente con las cenizas de Gram Parsons, que ya sabemos por fin que fue incinerado por Víctor Sánchez. En su primera etapa más folk y la segunda más rock- pop, Jayhawks son un admirable ejercicio de estilo cuidado hasta el mínimo detalle (¡la juguetona mandolina, el cristalino piano o el vibrante órgano!) y con gozosos juegos vocales.

Tras la actuación en clave guitarrera (en plan CSN&Young, ya que no les dejaron montar la percusión) de los cada día más solventes Bisagra, arrancaron con I’m Gonna Make you Love me en clave electroacústica y un sonido perfecto. Para seguir con otros ejemplares a la búsqueda anhelante de la melodía perfecta como Stumbling through the Dark, Angelyne, Save it for o Rainy Day; para 16 down Louris se calzó la muy roquera Flyn y se dio prioridad en piezas como Ain’t no end, Tampa to Tulsa o Blue a la voz del baterista Tim O’Reagan, que en ese ambiente sonoro y a ojo de buen miope recordaba a un entrañable Levon Helm al fondo del escenario. La comunión con el público tocó techo en las muy coreadas Baby baby e I’d run away, enfilando ya unos bises que remataron con el Bad time que buena parte del entregado personal había reclamaba en manifestación con carteles impresos. Un bonito concierto con vitola de versión original.

Acerca del autor / 

Juan Jesús García

Sus labores

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están resaltados *


*

Celebra tus eventos en…

¡Anúnciate!

MyMadness Agencia

En Mymadness Agencia de Comunicación, tenemos experiencia y muchas ganas de ayudarte, podemos hacerte el desarrollo integral de tu marca, Infórmate de todo lo que podemos hacer por ti.

Contacto

Mándanos un correo y te responderemos con la mayor brevedad posible ¡Gracias! hola@mymadness.es
Granada | Spain