Música, Sensaciones

Petiswing: las Hermanas Sisters

0 464

Decir swing es decir lleno. Es la palabra de moda y sean cursos para aprender a bailarlo o, como en este caso, conciertos, cuelgan el ‘todo completo’; en las razonables proporciones del café-teatro, sí, (en este caso en la entrañable Expositiva) si bien el festival de swing de Monachil ya supera los 3.000 espectadores.

Desde Málaga llegó este fin de semana una de las formaciones creada a imagen, sobre todo de algunas de las hermanas (de verdad) más célebres de entreguerras: las Andrews Sisters o las Boswell Sisters. En el caso de estas ‘hermanas sisters’ no comparten sangre pero sí los genes del swing y un saludable espíritu gamberro y transgresor a la ahora de meterse en faena. Petiswing , mucho más petit en la formación portátil que vino, es un trío vocal con guitarrista (llegan a ser siete músicos en escena en otras ocasiones) con la mezzosoprano Mónica Díaz, la soprano Ana López y la contralto Ana Villalba, acompañadas por la guitarra de Fali Martínez. Aunque habría que mencionar también a sus encargados estilistas ya que clavan peinados y modelos de época, y además tienen varios juegos distintos de ‘uniformes’ en el armario.

Abrir con In the mood deja ya claras sus intenciones, ¡en forma señoras y caballeros!, con una continua invitación -también verbal- al baile que algunos aceptaron. Las malagueñas tienen además sus coreografías (aunque un tanto tímidas) acompañando sus saladas interpretaciones, movimientos inspirados en los que recordamos en algo borroso blanco y negro de las originales. Resultan frescas y divertidas, con el plus de la gracia verbal con que presentan y un nada escondido sentido del humor.

Su repertorio pudiera ser el obligatorio del jazzbailable, el swing, stomp, boogie, jive o pre rocjkan rooll (tiene montadas por ejemplo: Mr. Sandman, Hold Tight, Bei Mir Bist Du Schöen, Sing Sing Sing, It Don’t Mean a Thing (If It Ain’t Got That Swing), Minnie the Moocher I Wanna Be Loved By You, Rum & Cocacola…) pero no se quedan ahí, sino que ahondan en el historial nativo de las cantantes de boogie-woogie españolas (que las hubo) y encuentran maravillas en el cancionero de Rina Celi o las Hermanas Rusell, cuyo Yo no me quiero casar parece increíble que se pudiera cantar en la dura postguerra nuestra. Y por si fuera poco se atreven a adaptar piezas ajenas como la habanera del Carmen de Bizet. Y así casi dos horas, de menos a más. Un encanto de grupo, y ya saben, lo dijo el ‘Duque’: “la vida no vale nada si no tiene swing”.

Acerca del autor / 

Juan Jesús García

Sus labores

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están resaltados *


*

Celebra tus eventos en…

¡Anúnciate!

MyMadness Agencia

En Mymadness Agencia de Comunicación, tenemos experiencia y muchas ganas de ayudarte, podemos hacerte el desarrollo integral de tu marca, Infórmate de todo lo que podemos hacer por ti.

Contacto

Mándanos un correo y te responderemos con la mayor brevedad posible ¡Gracias! hola@mymadness.es
Granada | Spain