Sensaciones, Teatro

Microteatro: La grandeza del teatro a escala

0 243
microteatros

Aunque la Real Academia de la Lengua Española diga que micro significa “muy pequeño” cuando se habla de Microteatro, no hay pequeño que valga. No lo hay porque las sensaciones que tienen al estar a dos palmos de los actores, al participar en una obra como uno más o al comprobar que se rompen las barreras de un telón y un escenario son todo menos pequeñas, más bien grandes. Muy grandes. Aquello que empezó como una experiencia piloto dentro del mundo de la dramaturgia en ciudades como Madrid, Barcelona o Berlín se ha convertido ya en una modalidad (cada vez más consolidada) dentro del mundo de las artes escénicas. El microteatro gusta, gana adeptos y en Granada, ya es una realidad.

Aunque su implantación avanza a pasos agigantados, hay para quién el microteatro es un gran desconocido. Pues, bien, identificarlo es fácil. Hablamos de microteatro cuando nos referimos a representaciones teatrales de menos de quince minutos, para un máximo de quince personas y en una sala que no supera los quince metros cuadrados. Todo esto está muy calculado, pero lo que nadie calculó es que la magia que se trasmite y que se encuentra precisamente en eso, en que lo reducido se hace grande. Comprobarlo es sencillo, basta con acercarse cada fin de semana a la calle Marqués de Falces y adentrarse en una de las tres salas de microteatro (Microteatro Granada) que llevan abiertas desde hace poco más de dos meses.

Bajo la organización de la Asociación Fundido en Negro y por el módico precio de tres euros cualquiera puede dejarse llevar y saber lo que es vivir el teatro desde dentro. Uno de los responsables de la iniciativa, José Manuel Hurtado, reconoce que cuando pensaron en ponerla en marcha no sabían cómo iba a funcionar. “Partimos de un proyecto creativo de ofrecer a la ciudad y a nuestras vidas algo donde se pudiera experimentar dentro del teatro. Y lo cierto es que cuando se ofrece a la gente algo diferente e interesante, responde”. Desde entonces, las tres salas del micro se suelen llenar cada fin de semana a pesar de que no fue fácil programar. “Cuando arrancamos nos costó encontrar grupos de teatro de aquí con obras específicas para representarlas ya que los textos tienen que ser originales y breves, pero la cosa ha remontado y ya tenemos compañías de Granada que van a empezar a representar como Pirómano o Remiendo Teatro”. Al margen de la calidad de la programación, lo que más llama la atención de este teatro es lo que lo distingue, la proximidad. “Tener al actor a dos cuartas es una pasada, ser parte de la escenografía de obra y la intensidad con la que se vive también son importante. Son sólo 15 minutos y en ese tiempo se concentra todo lo tenga que pasar”, explica Hurtado.

Las sensaciones de impacto y sorpresa que tienen los espectadores al salir de la sala también son nuevas para los actores. Durante el mes de febrero en la sala número 2 se representa El Indio, una obra del autor alboloteño José Moreno Arenas y que está siendo interpretada por Carlos Salatti. Salatti, hace unos días, también era nuevo en estas lides. “La verdad es que me encuentro nervioso”. El actor, a pesar de haber librado numerosas batallas sobre las tablas, contaba que e enfrentaba a otra forma de trabajar; “sentir a la gente casi rozándote es nuevo y llamativo también para mí”. Para actor y para el autor de la obra, que también estrenaba formato en microteatro, otra de las ventajas es la invitación que esta modalidad puede hacer a la gente. “El precio es un reclamo importante, teniendo cosas así, a buen precio ayuda e invita a pasar una experiencia nueva “, apunta el autor de El Indio. El escritor cree también en la unión de la diversión con el teatro. “Con esta idea también se buscan nuevos públicos, la gente sale a tomarse una cerveza y en el mismo bar -el este caso, el Bar de Fede– puede comprar su entrada y ver una minipieza”.
En este sentido, Morales augura buenos tiempos para el microteatro. “Aunque el proyecto lleve años intentándose es ahora cuando está cuajando y, la verdad, es que me parece estupendo. Para los autores de teatro breve, como yo, es bueno que surjan oportunidades”. No en vano, la creación de este tipo de obras también es diferente y necesitan sus espacios. “En estos casos más que la historia, sus pausas y su ritmo te centras en una única escena y sobre todo, en buscar una reversión, una sorpresa final para el público”.

Con sorpresa o sin ella, a priori, con los ingredientes expuestos el microteatro se presenta bastante apetecible. Así que tan sólo hay que decir: qué comience la función y que el microteatro comience a hacerse aún más grande.

Acerca del autor / 

Carolina Rodríguez

Soy feliz con un boli nuevo, perdiéndome entre la multitud de un festival o caminando por la calle mientras imagino historias. Siempre pensé que escribir sirve para algo; Ahora, que todo parece un poco más utópico que nunca, esta es la mejor ventana a la que asomarse y respirar. Te invito.

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están resaltados *


*

Celebra tus eventos en…

¡Anúnciate!

MyMadness Agencia

En Mymadness Agencia de Comunicación, tenemos experiencia y muchas ganas de ayudarte, podemos hacerte el desarrollo integral de tu marca, Infórmate de todo lo que podemos hacer por ti.

Contacto

Mándanos un correo y te responderemos con la mayor brevedad posible ¡Gracias! hola@mymadness.es
Granada | Spain