Sensaciones, Teatro

‘La Grieta’: una webserie para actuar contra los monstruos

0 94
Webserie-Grieta

Pocas veces alguien ha reflexionado sobre la crisis con tanto acierto. Sin políticos ni banqueros por medio y con la vista puesta en un horizonte mucho más alto. En el escenario de La Grieta sólo hay una mesa de juego y tres jugadores que son, en diferentes situaciones, la metáfora perfecta de la condición humana. El único animal que tropieza en la misma piedra con una ambición surrealista es el personaje principal de esta webserie. La Grieta es el monstruo y el enemigo que nadie combate por miedo a hacerle frente.

Antes de seguir leyendo es mejor darle al play porque esta webserie, con mucho de teatro y cine al estilo Dogville, de Lars Von Trier, y que logra engancharte desde el minuto uno, no se merece pasar desapercibida entre el maremágnum de videos de YouTube. No es obra de aficionados y se nota. Dirigida por el onubense Julio Fraga, escrita por la granadina Gracia Morales e interpretada por Piñaki Gómez, Antonio Leiva y Larisa Ramos, este ‘triángulo’ de colaboraciones ha creado una brillante -y necesaria- reflexión más que sobre la crisis sobre sus consecuencias y sus víctimas y la forma en que les damos la espalda mientras no nos toca a nosotros. Más razones: tiene el premio Asecan a la Mejor Obra Audiovisual en internet, es la serie mejor valorada por los usuarios en el portal Series de Internet y viaja ahora a prestigiosos festivales de Los Ángeles, Toronto y Vancouver.

Una escena del primer capítulo.

Una escena del primer capítulo.

Lo más importante en la narración de La Grieta es la tensión que va estrechando la mente del espectador a medida que van desarrollándose los escasos cinco minutos de cada capítulo, en las siete partes que tiene en total. Tres personas juegan a un juego de mesa y de repente pasa algo… Siempre es lo mismo. Cambia el juego (Monopoly, cartas o Wii, qué más da) y en medio de él hay una amenaza que viene del techo. Y cambian entonces las reacciones de los jugadores. Histeria, terror, indiferencia. Todos las conocemos de sobra.

La idea partió de los propios actores, del autor Juan Alberto Salvatierra y de Gracia Morales porque tenían ganas de contar algo sobre la crisis pero diferente a lo que se escucha o se ve a diario y para ello utilizaron la metáfora de la grieta. Julio Fraga cuenta que querían que “fuera un personaje más”. Es como “un yo alrededor de ellos susurrando, atacando, huyendo, escuchando… La Grieta es algo que está por encima de los políticos. Es lo que nos ha llevado a la situación de pasar de primera potencia a un país del tercer mundo”. Es una amenaza y un miedo que “no nos deja actuar ante la gente que está sufriendo con un egoísmo capaz de dejar al compañero tirado en mitad de la calle”. Cada personaje es una opción pero se repite la historia: en la vida “parece como si todos estuviéramos jugando a algo con una serie de reglas, que no te permite mirar arriba ni cara a cara a nadie ni nada más. Estás jugando y buscando el mero éxito. Ganar tu juego”.

La originalidad de La Grieta está en el tema y en la forma de contarlo. “Nunca va a ser lo mismo tener una obra de teatro a cuatro metros que verla en la pantalla de tu ordenador” pero el entusiasmo con que ha sido recibida demuestra que también es una opción. Cámara y actores consiguen trasladar la intimidad del plató donde se grabó, el Teatro Alhambra. Cada capítulo se rodó en un día, después de muchos ensayos y la pasión de 25 personas detrás “dispuestas a darlo todo”.

Sin cobrar, sólo por darse el gustazo de contar lo que querían contar porque ésa es la palabra que más repite Julio Fraga cuando hablamos con él. Que fue un gustazo trabajar de nuevo con Gracia, a la que ya conoce y con la que se entiende, y con los actores que desde el nacimiento de la idea hasta el final siempre han estado ahí. Por eso, después de su larga carrera dirigiendo repetiría con los ojos cerrados la experiencia. “No veo hacer una segunda temporada de la serie pero haría otra cosa parecida”.

Mientras llega, el director de La Grieta lee periódicos imaginando cómo reaccionaría según quién mientras echa su particular partida de póquer, y aunque los políticos no sean los protagonistas de esta serie -y de alguna forma todos lo seamos- se la recomendaría en especial “a ellos antes de entrar en el Palacio de Congresos”. Una “utopía”, dice, “porque no les interesa la cultura”.

Antonio Leiva, Larisa Ramos y Piñaki Gómez.

Antonio Leiva, Larisa Ramos y Piñaki Gómez.

 

 

Acerca del autor / 

Manuela de la Corte

Periodista y maniática de ‘alguna’ música que puedo escuchar hasta cansarme. Me encantan las estrellas (las de verdad y las que se les parecen bastante), ‘Rayuela’ y el azul eléctrico.

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están resaltados *


*

Celebra tus eventos en…

¡Anúnciate!

MyMadness Agencia

En Mymadness Agencia de Comunicación, tenemos experiencia y muchas ganas de ayudarte, podemos hacerte el desarrollo integral de tu marca, Infórmate de todo lo que podemos hacer por ti.

Contacto

Mándanos un correo y te responderemos con la mayor brevedad posible ¡Gracias! hola@mymadness.es
Granada | Spain