Música, Sensaciones

Insólito Festival: La música se cuela en el Realejo

0 319
  • Brio-Afín
  • Fandila
  • San-Marcos
  • We-are-robots
  • The-miskin-Ronson

Que nadie se extrañe si entra en la frutería y se encuentra a Toulouse tocando, si va a hacer una reserva de hotel y suenan a su lado Pájaro Jack o si se toma una cerveza a menos de un metro de Plastic Frostik Machine. Eso es Insólito Festival. La llamativa y a la par sencilla idea de que los nuevos sonidos se cuelen en los comercios de toda la vida, de aunar música y barrios y, en definitiva, de visibilizar a unos y a otros a través de los acordes y las cosas del día a día.

Nadie se imaginaba que lo que empezó siendo un simple trabajo de clase acabara siendo algo tan real como un festival de barrios que tuviera vértices tan dispares como música en vivo, nuevas tecnologías y tiendas de toda la vida. Pero así ha sido y Ana Navarro y Miguel Villoslada son los responsables de todo el engranaje que Insólito Festival desplegará durante el mes de mayo en el Realejo.

La idea, que tiene su germen en el QR Music Festival -primer festival de música a través de códigos bidimensionales- ha servido a estos alumnos de Producción para crear en Granada un proyecto cultural parecido con el firme objetivo de que se visibilice el trabajo de los bandas y se promocionen los comercios a través de algo tan sencillo como la cotidianidad. “Nunca pensamos que esto saldría… nos gustaba el proyecto y nos pusimos a trabajar en ello hasta que llegó un momento que decidimos sacarlo y desde octubre estamos en ello”.

Los dos jóvenes decidieron mejorar el festival madrileño que sólo ofrecía conciertos grabados y que se podían ver a través de un código QR, con directos reales en acústico de las bandas en cada uno de los establecimientos seleccionados del Realejo. Así, desde el segundo fin de semana de mayo será habitual ver a grupos como The Miskins Ronson; Toulouse; Pájaro Jack; Fandila; We are Robots; Plastic Frostick Machine; San Marcos o Brío Afín en escenarios tan dispares como el Hotel Molinos; Frutas del Pino, en Portago Suites, la Guitarrería Gil de Avalle, el bar Potemkin, Agrolachar o la tienda de bicicletas La Estación.

Lo original de la propuesta que atrajo desde el primer momento a los grupos, también gustó a los comercios. David Sánchez del bar Potemkin asegura que están encantados de apoyar iniciativas de este tipo. “Creo que colaborando en este tipo de cosas ayudamos a que el espíritu cultural del barrio se mantenga, así que nos parece buena idea”. Igual que él piensa Daniel Gil de Avalle y Montes de la Guitarrería Gil de Avalle. El artesano que lleva toda su vida vinculado al mundo de la cultura también ha cedido su taller para que Fandila muestre su potencial. “Me parece una propuesta innovadora y que abre nuevos caminos para que la música y la cultura se difunda, que es lo más complicado”, explica. Gil de Avalle considera que todas las conexiones que se puedan hacer para potenciar cultura y barrios son buenas “así que espero que esto no sea un flash y se mantenga en el tiempo”.

Esa es la idea de Ana Navarro y Miguel Villoslada. “Lo que nos ha quedado claro después de todo el trabajo es que la gente es receptiva a este tipo de iniciativas y nos hemos quedado sorprendidos de la respuesta de los grupos y también de los negocios”. Teniendo una base así, nos gustaría que la idea se trasladara a toda la ciudad.

Por el momento y una vez terminado Insólito Festival en el Realejo, los responsables no descartan hacer un concierto con todas las bandas que han colaborado en la iniciativa y que han ayudado junto a los comerciantes a que la cultura no sea algo insólito para nadie. La semilla de la música en los barrios ya está puesta.

 

 

Fotos: Cedidas por Cultura insólita de algunos de los grupos participantes en el festival (The Miskins Ronson; We are Robots; San Marcos; Fandila y Brío Afín). Enlace de Plastic Frostik Machine, también participantes en Insólito Festiva, con su nuevo single, Smile.

Acerca del autor / 

Carolina Rodríguez

Soy feliz con un boli nuevo, perdiéndome entre la multitud de un festival o caminando por la calle mientras imagino historias. Siempre pensé que escribir sirve para algo; Ahora, que todo parece un poco más utópico que nunca, esta es la mejor ventana a la que asomarse y respirar. Te invito.

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están resaltados *


*

Celebra tus eventos en…

¡Anúnciate!

MyMadness Agencia

En Mymadness Agencia de Comunicación, tenemos experiencia y muchas ganas de ayudarte, podemos hacerte el desarrollo integral de tu marca, Infórmate de todo lo que podemos hacer por ti.

Contacto

Mándanos un correo y te responderemos con la mayor brevedad posible ¡Gracias! hola@mymadness.es
Granada | Spain