Cine, Sensaciones

Cautivos

0 33
cautivos

Atom Egoyan tiene a sus espaldas una filmografía bastante desigual, con títulos que van desde Exótica, que le dio cierta notoriedad, a la reciente Chloe, de argumento insostenible. Siendo así, las pocas perspectivas que guardaba para Cautivos, jugaron a su favor. Sin duda lo más reseñable de la película, además de su nutrido y llamativo reparto, es el considerable equilibrio que consigue al tratar un tema tan delicado como el de la red de pedofilia en internet. De manera que sufrimos la historia sin necesidad de caer en el morbo, sin la más mínima insinuación visual que muy veladamente hemos podido ver en otros títulos como Sleepers (y que sigue siendo a día de hoy cumbre cinematográfica de este temática para una servidora, venganza incluida). Es más, su manera inteligente de tratar el tema, ya recuerda a la inmensa escena de dicho film, en la que De Niro escucha los abusos sufridos por uno de los protagonistas en un murmullo imperceptible para el espectador, y con la única referencia del semblante de éste al escucharlos.

En Cautivos contamos con las expresiones de los actores para imaginar el horror de las imágenes, potenciando sin duda el horror que hay tras ese mundo, sin necesidad de mostrar nada. No obstante, y aunque la historia se sostiene y aguanta bien hasta el final, deja al espectador con gana de indagar más en algunas de las historias de los personajes, que sólo podemos intuir. El reclamo en taquilla será sin duda Ryan Reynolds, en un intento más de quitarse la etiqueta de tío bueno, aunque quizás no el más acertado, por lo anodino de su personaje, que no logra destacar a pesar de un efectivo trabajo por su parte.

Un recuperado Scott Speedman al que muchos (y muchas) no hemos olvidado desde Felicity, afronta uno de sus roles más interesantes como detective que investiga el secuestro de la hija de Reynolds, junto a una Rosario Dawson en estado de gracia. Mireille Enos vuelve a salirse, puede que llegue el día en que nos cansemos de su mirada nítida y su pelo rojizo, pero esta chica tiene algo, y desde que la descubrimos en The Killing, no ha dejado de sorprendernos. Es una de las actrices más creíbles en años, cotidiana pero especial en todo lo que hace, y a la que quizás en unos papeles más podamos incluir en el club de Meryl Streep, Amy Adams o Cate Blanchet, a ver cómo se le da.

Sin embargo, la sorpresa del reparto es otra: Kevin Duran. Un actor al que podríamos llamar el “protegido” del gran Russell Crowe, que suele incluirlo en todas sus películas (es uno de los componentes de su grupo de Rock), y que siempre hace el papel de gigatón. Cuando quise comprobar si se trataba de él, me encontré con una extensa filmografía, aunque sea un desconocido para el gran público. Su cuidada interpretación y dicción del pederasta es sorprendente, incluso cuando Egoyan tira de alguno de los tópicos del trastornado de turno que babea y se abstrae en su enfermiza obsesión.

El reparto salva algunos inexplicables (e innecesarios) giros de la historia, concluyendo que se trata sin duda de una apuesta arriesgada que muchos se negarán a ver por su temática, y que sin embargo es recomendable revisar, no sólo porque es un reflejo de algo que ocurre cada día, si no porque está muy bien documentado y muestra ambos mundos (el secuestrador y sus perseguidores) con suma delicadeza.

Acerca del autor / 

Cristina Martín Barcelona

Nací en Granada pero me trasladé a Madrid hace unos años para estudiar dirección de cine. Hace un año fundé mi propia productora audiovisual junto con mi hermana "Lasdelcine", donde dirgimos y producimos nuetros proyectos.

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están resaltados *


*

Celebra tus eventos en…

¡Anúnciate!

MyMadness Agencia

En Mymadness Agencia de Comunicación, tenemos experiencia y muchas ganas de ayudarte, podemos hacerte el desarrollo integral de tu marca, Infórmate de todo lo que podemos hacer por ti.

Contacto

Mándanos un correo y te responderemos con la mayor brevedad posible ¡Gracias! hola@mymadness.es
Granada | Spain