Juan Jesús García

Alessia Desogus: Óscar a la mejor banda sonora

0 39
Alessia-Dessogus

Como en las últimas ediciones, el Retroback se ha fijado afortunadamente en las fenomenales formaciones granadinas para poner la banda sonora al festival: sean la OCG, Potato Head, La Blues Band, o los oriundos y estupendos Sinkin dúo, o Alessia Desogus con el concierto Le Donne D’oro. Esperemos que esta afortunada decisión no se haya tomado cuando hay estrecheces presupuestarias, vaya que caigamos en el sonrojo, como ha sucedido con el Parapandafolk, que recibe premios europeos cuando aquí (y en Sevilla) se les corta la alimentación asistida. “¡Cosas de Graná!”, que decía el clásico.

Alessia es toda una estrella luminosa que va perfeccionando su personaje escénico de cabaretera fina y educada, que aunque saque el látigo nada tiene que ver con las vulgares cupletistas y revisteras que tanto fascinan a Alaska, por cierto. De sólida formación dramática, su concierto, lo es porque canta con atrevimiento estandarazos de mucho recorrido y se rodea de una banda extraordinaria, pero es más una representación teatral en la que ella ejerce de dómina cómica, entre la elegancia de tiros largos de la Hayworth y el desparrame de Josephine Baker. Y a demás baila, con la feliz desinhibición que necesitan charleston y can-can llegado el caso.

Por detrás de la obligatoria banqueta que requiere el atrezzo de este concierto lleno de ‘oscarizadas’ citas, Alessia ha reunido a unos tremendos y versátiles músicos. Ahí está el brillantísimo feeling ‘vintage’ del pianista Diego Suárez, el Fats Waller rondeño y probablemente el mejor pianista stride del país; Emilio Márquez haciendo de corazón rítmico, y a la derecha Arturo Cid, ejerciendo de mega-multi-instrumentista, que igual toca el banjolele, el tenor -con solemnes intervenciones a lo Ben Wester- el tarogato o el serrucho, sí, el de cortar leña, entre una tienda entera de cachivaches con posibilidades de emitir algún sonido. Y además tuvieron el aliño invitado de los percusionistas Ramón Aparicio y José Biondi y la guitarra del maestro Quini Almendros.

Cantados o instrumentalmente sonaron piezas de La pantera rosa, Roger Rabitt, El color púrpura, Desayuno con diamantes, Capri, La bella durmiente, Maléfica, Tacones lejanos, Kill Bill, Gilda, Siboney, y de propina el Bye bye baby con el que se despedía la rubia Marilyn. Potente material “todo de autoría propia” como divertidamente recordó la misma cantante, que sorprendió a la audiencia con un truco luminoso que la convirtió en una Mary Pickford despechada: más retroback imposible. En vinilo se llamaría (y se llama, porque existe) The Oscar movies soundtrack Collection.

Acerca del autor / 

Juan Jesús García

Sus labores

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están resaltados *


*

Celebra tus eventos en…

¡Anúnciate!

MyMadness Agencia

En Mymadness Agencia de Comunicación, tenemos experiencia y muchas ganas de ayudarte, podemos hacerte el desarrollo integral de tu marca, Infórmate de todo lo que podemos hacer por ti.

Contacto

Mándanos un correo y te responderemos con la mayor brevedad posible ¡Gracias! hola@mymadness.es
Granada | Spain